El sueño es muy importante para nuestra salud en general, ya que produce un efecto reparador de forma natural y nos da la posibilidad de cada día poder empezar de nuevo.

Sin embargo hoy en día con la carga de estrés con la que nos permitimos vivir, no logramos beneficiarnos de una buena calidad de sueño, al no tener un adecuado manejo del estrés llegamos a uno de los principales mecanismos asociados al estrés: el insomnio.

Primero hay que entender que el estrés y la imposibilidad de conciliar el sueño se retroalimentan, porque nos predominan nuestros estados de alerta (estrés), es decir continuamente estamos enfrentando y lidiando con preocupaciones, pensamientos negativos, algún escenario del futuro, carga de trabajo o hasta algo más complicado como el que nuestra vida esté en peligro, por consecuencia no dejamos que nuestro cuerpo entre a equilibrio de manera natural, ya que nuestra mente no deja de estar en un diálogo interno y todo esto tiene un efecto en nuestro cuerpo, que a largo plazo tiene consecuencias de salud negativas.

Lo primero que podemos hacer como recomendación es decidir poner atención a todos nuestros pensamientos, estados negativos y creencias para así poder trabajar en ellas y dejemos al cuerpo que trabaje de una manera natural, permitiendo que reaccione cuando estemos ante una amenaza y dejándolo que regrese de manera natural a un estado de equilibrio y en esos días que nos sintamos con un nivel de estrés más alto podamos ayudar con técnicas que ayuden a regresar a nuestro cuerpo y mente a un balance de manera voluntaria, y así entrar en un relajamiento inducido y poder accesar a este sueño reparador.

Mónica Samuel

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search